Insólito

Animales exóticos decomisados por la FGR terminan siendo vendidos en Facebook

2019-06-21 - Redacción

Un grupo de activistas de protección a los animales acusó que los monos capuchinos decomisados por elementos de la Policía Federal en abril pasado, ahora son vendidos a través de redes sociales.



Pixabay

Ernesto Zazueta, presidente de la Asociación de Zoológicos, Criaderos y Acuarios de México (Azcarm) afirmó al diario Milenio que a través de dos páginas de Facebook llamadas Animales Exóticos Luna y Sky Reptiles, vendían monos capuchino a 180 mil pesos y osos perezosos “de 2 y 3 uñas” a 80 mil pesos. Las cuentas fueron borradas y ahora los ofertan a través de Whatsapp.

La Policía Federal había informado del decomiso en Chiapas de 14 crías de mono capuchino y algunos osos perezosos. Posteriormente, La Fiscalía General de la República (FGR) envió un comunicado a la asociación , el cual refiere que estos animales supuestamente habían sido 

Nosotros exigimos que nos dijeran el destino porque empezamos a ver que en redes sociales los estaban ofreciendo en venta, entonces fue cuando nosotros nos metimos en el tema y sale (la FGR) con un comunicado que los mataron (a los monos);” agregó el activista.

Zazueta pidió que el fiscal general inicie las investigaciones, porque la actuación correcta es entregar los animales decomisados a la Dirección General de Vida Silvestre de la Semarnat o a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente.

 

 

 

Con información de Milenio. 




Comenta con tu cuenta de Facebook


El Pueblo te recomienda

¿Shawn y Camila son novios?, fotos podrían confirmarlo

No es nada raro que en el mundo de la farándula surJa el romance, como Brad Pitt con Angelina Jol...

Mujer fallece por clavarse popote de metal en el ojo

Como bien sabes, a últimos años la contaminación ambiental ha aumentado a niveles peligrosos, p...

Habitantes de Mata Ortiz tendrán internet gratis gracias a REDvolución

Con el objetivo de reducir la brecha digital en el estado de Chihuahua y cambiar su futuro, el Gobie...