Estás aquí: InicioRegionalesTomás muere por desnutrición y madre pide ayuda para sepultarlo

Tomás muere por desnutrición y madre pide ayuda para sepultarlo

Por:
Publicada: 2018-05-31

 


La rutina de ir y venir a Delicias acompañada de su hijo y en ocasiones también por su hija, ya no se volverá a repetir, o al menos ya no será la misma sin su hijo Tomás.

La silla de ruedas que les regaló la gestora social Francis, y que permanece afuera del Palacio Municipal, ha quedado vacía, los curiosos que acuden a realizar algún trámite la miran con asombro, mientras la madre de Tomás ahí adentro, en un sillón, sentada junto con su otra hija Elena, espera ser atendida, dejando correr el llanto por su rostro transformado por el dolor que la embarga.

Cuenta la afligida madre que tiene 12 hijos, pero vivía solo con Tomás y Elena en un pequeño jacal elaborado con madera y hule negro a un costado del río San Pedro, en unas nogaleras de la vialidad “Los Pelícanos”.

La madre de familia y su hija Elena pidieron el apoyo de la ciudadanía para poder darle cristiana sepultura a Tomás Alpista, de 17 años y quien nació con discapacidad y le daban ataques epilépticos.

Iban apenas a la farmacia Similares en busca de medicamento, pero ya no llegaron. Su  hijo se desvaneció en la silla de ruedas, en el cruce de la Ignacio Zaragoza y Aldama, donde está Coppel, mencionándose que su muerte fue por deshidratación y desnutrición, pues todos los días y durante todas las mañanas se iban a pedir una ayuda a Delicias, exponiéndose directamente a los rayos del sol en las horas pico.

El deceso sobrevino alrededor de la una de la tarde de este miércoles 30 de mayo en el citado cruce, lugar a donde acudieron las autoridades correspondientes para tomar nota y realizar las diligencias correspondientes.

Al acudir la benemérita Cruz Roja delegación Meoqui Tomás ya no contaba con signos vitales.

Los curiosos se arremolinaron en el lugar, mientras las autoridades colocaban las cintas de seguridad.

La madre del joven fallecido en Presidencia mencionaba que no cuenta con recursos económicos para darle cristiana sepultura a su hijo, mientras que su hija Elena proporcionó su número de celular (639) 188-14-47 para todas aquellas personas bondadosas y de buen corazón que quieran apoyar.

Con la mirada perdida y sin encontrar la calma, bañada en llanto, Feliciana se cubría el rosto, tratando de secarse el llanto, pues ni siquiera un trozo de papel, o alguna servilleta había quien le proporcionara.

Su hijo padecía desde que nació de ataques epilépticos y hacía tres días que se había puesto enfermo por lo que tuvo que llevarlo al doctor para que le diera medicamento para el problema de deshidratación y desnutrición, recomendándole el galeno que lo llevara al hospital para que le pusieran suero y era lo que pretendían hacer, pero ya no llegaron, al sobrevenir el deceso en pleno centro de la ciudad.

“Quiero que me ayuden con mi hijo”, atinaba a externar la desconsolada madre, quien se hacía acompañar por Francis, quien le sirvió de intermediario para tener un acercamiento con gente de Presidencia Municipal.

A Tomás, cuenta la madre que lo llevaban al médico a Farmacias Similares, pero ya no alcanzaron a llegar, al morirse justo en el cruce de la Aldama y Zaragoza, en pleno Centro de la ciudad.

El joven dejó de vivir aparentemente por el cuadro de deshidratación y desnutrición que presentaba y es que diariamente era expuesto directamente a los rayos del sol.

Francis, por su parte, aseguró que ellos han sufrido mucho y “debemos ser humanitarios, porque es una cosa muy triste”, informando la madre del joven fallecido que sus restos serán velados en la Funeraria Rodríguez.

 

Cualquier ayuda para sepultar a Tomás

Marcar al cel. (639) 188-14-47  con Elena


Por JESÚS C. AGUIRRE MALDONADO (Texto y Fotos)

Siguenos en Twitter @elpueblomx


NOTAS RELACIONADAS


DEJA TU COMENTARIO


RECOMENDACIONES