Estás aquí: InicioDeportes“Espero que alguien me mate antes de que me mate yo”: Tyson Fury

“Espero que alguien me mate antes de que me mate yo”: Tyson Fury

Por:
Publicada: 2016-10-05

 

Tyson Fury, campeón mundial de peso pesado, ha revelado que es maniaco depresivo y que tuvo que consumir cocaína “de lunes a domingo” para poder superar un “infierno”.

 

El boxeador británico admitió que se ha tenido que refugiar en la cocaína y el alcohol para poder superar una profunda depresión que le ha llevado a tener pensamientos suicidas.

 

Fury, de 28 años, habló en una entrevista para la revista Rolling Stone sobre los “demonios” que lo han perseguido últimamente, desde sufrir una profunda depresión hasta admitir que es maniaco depresivo.

 

“Llevo todo este tiempo bebiendo y consumiendo cocaína de lunes a domingo y poniéndome gordo como un cerdo. Lo único que me ayuda es beber hasta perder el conocimiento”, señaló Fury quien le arrebató el título mundial de los pesos pasados a Wladimir Klitschko en noviembre del año pasado.

 

El peleador concedió la entrevista a Rolling Stone días después de anunciar en Twitter su retiro del box y de retractarse poco tiempo después, alegando que todo fue una broma.

 

Tyson Fury. Foto de BBC 

Tyson Fury. Foto de BBC

 

“Le voy a decir lo que ha sucedido: ha sido una caza de brujas desde que gané el título mundial. En cuanto me hice medianamente famoso por hacerlo tan bien ha habido una caza de brujas, por mis orígenes, por quién soy; hay un odio hacia los gitanos en el mundo. Sobre todo en el Reino Unido”, declaró el campeón de los pesos pesados de los cinturones WBO y WBA.

 

“Tuve que pelear ante uno de los mejores campeones de la historia y nadie apostaba por mí. Derroté al tipo y me trataron como a una mierda. Después de una semana, la IBF (Federación Internacional de Boxeo) me quitó el cinturón y se lo dio a otro”, se quejó Tyson Fury.

 

Luego que Tyson Fury derrotara a Klitschko y se hiciera del título mundial de los pesos pesados, en una de las mayores sorpresas del boxeo, la IBF le quitó el título dos semanas después por no pelear contra Vyacheslav Glazkov.

 

El pasado mes de julio, el pugilista británico, rechazó la propuesta de revancha con Klitschko alegando un esguince de tobillo. El combate se pospuso para el próximo 29 de octubre en el Manchester Arena, pero también fue cancelado, ahora sin justificación alguna. El agente y tío de Tyson, Peter Fury, declaró que “no está apto para pelear”.

 

“Si soy honesto, puedo decir que no tenía nada. No he pisado el gimnasio desde hace meses. He estado ausente: bebiendo y haciendo cualquier cosa para distraer la mente. Solía adorar el boxeo cuando era pequeño, pero ahora lo odio”, declaró el boxeador británico.

 

“Lo único que me ayuda es emborracharme hasta no poder más Dicen que soy bipolar. Soy maniaco depresivo; espero que alguien venga y me mate antes de que me mate yo mismo”, aseveró.

 

“Era mucho más feliz cuando no era campeón del mundo, ya que la gente no me jodía tanto. Estoy en el hospital viendo psiquiatras y dicen que soy maniaco depresivo”, declaró y apuntó que para poder superar la depresión se ha refugiado en la cocaína.

 

Fury posando con sus cinturones. Foto de Getty Images 

Fury posando con sus cinturones. Foto de Getty Images

 

Tyson Fury cuestionó a los que lo han criticado por refugiarse en las drogas: “He consumido mucha cocaína. Mucha. ¿Por qué no debería tomarla? Es mi vida, ¿no es así? Puedo hacer lo que quiera. No es una sustancia que mejore el rendimiento. ¿No puedo tener vida?”. Apuntando que la cocaína es algo menor en comparación con el deseo de no seguir viviendo.

 

El pugilista concluyó argumentando que está pasando por un infierno personal y lo único que está tratando de hacer es quitarse algunos demonios de encima.

 

Con información de ABC

Siguenos en Twitter @elpueblomx


NOTAS RELACIONADAS


DEJA TU COMENTARIO


RECOMENDACIONES