Esta droga de fácil adquisición cuenta con efectos similares a los de la metanfetamina y la cocaína. En el peor de los casos puede provocar un ataque al corazón.