Los 42 presuntos criminales que murieron el viernes en un enfrentamiento con autoridades que se prolongó durante tres horas eran todos hombres y tenían entre 25 y 45 años de edad, informó un funcionario del estado de Michoacán, donde ocurrió el tiroteo.